Destellos de genio: Iker Muniain I

Iker Muniain se ha convertido, con 16 años, 7 meses y 11 días, en el futbolista más joven en debutar con el Athletic Club al participar en el partido de la Liga Europa que enfrenta al equipo rojiblanco con el Young Boys suizo en San Mamés.


Muniain, ya realizó la pretemporada a las órdenes de Caparrós en 2007, con catorce años, viajó con la primera plantilla a Valencia para disputar la última jornada de la pasada campaña, pero finalmente el técnico utrerano prefirió que se quedara en la grada.


Decir que va a triunfar, que se va a hacer grande en el Athletic, que ha hecho y hará historia y que será uno de los mejores jugadores paridos de Lezama es sumamente sencillo. Simplemente es aventurarse a los acontencimientos con un porcentaje del cero por ciento de equivocación. Quienes sabían de su existencia antes de la agradable nueva saben que es un jugador que desarrolla su juego llevando el peso del equipo. Hace pocos meses dejaba de jugar con los juveniles para hacerlo en el Bilbao Athletic, en un ejemplo insuperable que se trata de un futbolista que crece a grandes pasos.
El autor de ésta obra ha sido, quién sino, Joaquín Caparrós, el mismo que hizo debutar a Diego Capel a la misma edad que Iker Muniain. El encuentro ante el Young Boys sirvió para que la mayor perla de Lezama debutara oficialmente con el Athletic de Bilbao.

 
Un gol de oro, el segundo de los rojiblancos y que hace entrar al adolescente pamplonés por partida doble en la historia del club a costa del Young Boys. En la ida, fue el jugador más joven en debutar con la camiseta rojiblanca. En la vuelta, el realizador más precoz de la entidad. Si tenía alguna duda, Caparrós ya la ha resuelto. Muniain se queda en el primer equipo.
 
Caparrós, con tiempo, puede hacer maravillas en un equipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario