Un equipo sin identidad

Es dificil ver un partido de Argentina y no pensar que esta formado por "Messi, Mascherano, los amigos de Diego (Jonás Gutierrez) y ocho más". Visto está en las convocatorias de Dátolo y Burdisso, afortunadamente la pelea con Riquelme y el pésimo estado de forma del "Pato" Abbondanzieri les deja excentos de cualquier partido.


Algunas imagenes del partido de Argentina vs. Rusia son dignas de ser comentadas (todas son cortesía del diario deportivo Olé), en esta vemos a un Diego Maradona muy efusivo con el gran Guus Hiddink quien se sorprendió ante el gesto de cariño del 10.

Sin duda, el poner jugadores del fútbol local (si bien está en decadencia), demuestra que es un entrenador que mira todos los equipos por igual y eso le hace diferente a sus predecesores que siempre y sin excepción incluían en las convocatorias jugadores que disputaran ligas europeas en grandes equipos.


Jesús Alberto Dátolo marcó un gol que le quitó mucho peso de encima por ser un jugador irregular y a veces predecible, evidentemente este momento de su carrera necesitaba un empujón tras haber llegado a Napoli y a los tres meses de estar allí ya se pensaba en una limpieza en la que también entraban Denis y Zalayeta. En un claro gesto de agradecimiento por confiar en él, tuvo un emotivo festejo abrazandose y tirando al entrenador por la hierba.


Hay un rumor generalizado que divide a la opinión entre los que piensan que Agüero juega por formar parte de la familia Maradona y los que aseguran que lo hace por su calidad. El "Kun" lleva jugados profesionalmente 218 partidos y ha marcado 90 goles (5 en la selección en 16 partidos) en sus escasos 21 años de vida, evidentemente el problema de la selección nunca estará en su delantera con jugadores de su talla, la de Tevez o la del mismísimo Lionel Messi.


En su aspecto físico y técnico Diego Milito puede ser el sin dudas el heredero del dorsal 9 de la selección después de grandisimos jugadores como fueron Batistuta y Crespo. No es exagerar si estamos hablando de un jugador que 35 años después y de la mano de Reinaldo Merlo ganó la liga con el Racing Club de Avellaneda. Sus pasos por Genoa y Zaragoza han sido más que fructíferos si consideramos que metió 109 goles en 196 encuentros. Con estos números el Inter de Milán puso sus ojos en el y durante un semestre su fichaje era casi una exigencia de La Gazzetta dello Sport.

La selección argentina tiene hasta el día 5 de septiembre para encontrar una identidad y aplicarla frente a Brasil en pro de obtener una plaza para el mundial del año que viene en Sudáfrica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario