Dirty Jobs

Recuerdo un programa de la telebasura americana que trataba sobre los trabajos más sucios del mundo. Si hicieran una reedición de dicho programa, seguramente el primer capítulo lo protagonizaría Quique Sánchez Flores (o como diría mi novia: "el de la bufanda").


El Atlético de Madrid es su objetivo hasta junio, un equipo que juega contra nueve del Mallorca y empata 1-1 teniendo dos penaltys a favor. Curiosamente el mexicano Aguirre dejó el listón muy alto y después de ser sustituído por Abel Resino, el listón sólo está en entrar en Champions para obtener la renovación (Mision Imposible).

Encima el fantasma del Chelsea sobrevuela el Calderón ante la posibilidad de robarles a Agüero en el mercado de invierno, cosa que dejaría al equipo totalmente relegado a acabar mal la temporada, afortunadamente no se puede temer por el descenso gracias a que Racing, Tenerife, Valladolid, Xerez, Málaga y Villarreal van peor que los del Manzanares.


Saliendo de este tema nos encontramos un empate del Real Madrid que sin delanteros no podía hacer nada, en este caso frente al Sporting de Gijón, tras encontrarse todos sus arietes lesionados, Raúl se disfrazó de nueve, pero sólo Kaká era quien podía darle juego a un conjunto blanco que sólo atacaba por el centro. Finalmente, el resultado 0-0. El mismo que el Sevilla vs. Espanyol en el cual Kameni fue la figura y Nico Pareja acabó expulsado por doble amonestación. Los dos partidos fueron un bodrio.


El River Plate vs. Boca Juniors puede ser el evento de la semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario