El curioso caso de Jenson Button

Tras diez años de pelea, Jenson Button, se proclamó campeón del mundo de Formula 1, pese a que los medios decían que no lo merecía, aparentemente no habrá un reconocimiento público masivo por el título obtenido. Desde la primera carrera del campeonato se planteó una polémica por el tema de los benditos difusores y eso fue motivo suficiente para que parezca que el equipo Brawn GP no debía ganar dicha competición.



Una de las noticias previas decía que el británico no tendría a su novia, la argentina Jessica Michibata, junto a él en su intento de ganar el campeonato del mundo de Fórmula Uno. Una noticia absolutamente intrascendente.


En la penúltima carrera de la temporada, Mark Webber de Red Bull, ganó el Gran Premio de Brasil, Button ocupó el quinto lugar, pero como su compañero de equipo y rival de Rubens Barrichello terminó octavo y Sebastian Vettel (el otro piloto capaz de ganar la corona) terminó en cuarta posición, Jenson fue el ganador del campeonato.


El jefe del equipo Ross Brawn, quien también ganó el título de constructores en su primera temporada, dijo: "Jenson es un piloto fantástico y sabía lo que tenía que hacer hoy. Se merece todo lo que obtuvo."


Button: "Nunca esperé ser campeón del mundo de Fórmula Uno, pero lo he hecho hoy".

No hay comentarios:

Publicar un comentario