¿Hay garantías para la Copa de África?

El autobús de la selección de Togo fue ametrallado cuando cruzaba la frontera entre la República del Congo y Angola, donde se disputa la Copa de África de Naciones (CAN). El bus había ingresado al enclave angoleño de Cabinda, donde separatistas han librado una guerra de tres décadas, cuando fue atacado con disparos.


Con una inesperada tormenta de balas, el Frente le asesinó a uno de sus choferes e hirió a nueve personas: el entrenador de arqueros, el jefe de prensa, algunos integrantes del cuerpo médico y administrativo, y dos jugadores, el arquero suplente Kodjovi Obilale y el defensor Serge Akakpo, quienes perdieron muchísima sangre y finalizaron el día en un hospital cercano.


Virgilio Santos, funcionario del comité organizador local de la Copa Africana de Naciones, fue citado por un periódico deportivo diciendo que ningún equipo debería haber viajado en bus a Angola. "No sé qué los llevó a hacer esto. El incidente no habría ocurrido en la ciudad", agregó. El Gobierno angoleño prometió aumentar las medidas de seguridad y la Confederación Africana de Fútbol (CAF) dijo que el torneo del 10 al 31 de enero seguirá adelante a pesar del ataque.


El Manchester City anunció el retorno a Inglaterra de su atacante Emmanuel Adebayor, mientras todavía no está claro si la selección de Togo participará o no en la Copa de África de Naciones tras el ataque armado.


El enclave de Cabinda, provincia angoleña petrolífera situada entre la República Democrática del Congo (RDC) y Congo-Brazzaville, está inmersa en un conflicto separatista desde la independencia de Angola, en 1975.

No hay comentarios:

Publicar un comentario