Adiós Champions, adiós Pellegrini

Real Madrid CF 1 - 1 Olympique Lyonnais


Así titulaba su edición digital cuando acabó el partido en el Santiago Bernabéu. El Real Madrid cayó por sexta vez consecutiva en los octavos de final de la Liga de Campeones tras ser incapaz de ganar al Olympique de Lyon en casa.


Cristiano marcó el gol del Madrid a los cinco minutos, Higuaín estrelló un balón en el poste pero Pjanic empató en el minuto 75 y destruyó al conjunto blanco.


Alineó Pellegrini el once que todo madridista deseaba. Aparcó sus inventos de la ida, cuando dio la titularidad a Mahamadou Diarra, y apostó por la versión más ofensiva de un equipo anclado a José María Gutiérrez "Guti".


Con movimientos de todos los jugadores de ataque por delante suyo, su imaginación en el pase guió al Real Madrid en una inmejorable primera parte. Cada jugada pasó por el capitán. Más enchufado que nunca para desatar un fútbol eléctrico que minimizó al Lyon. Pero el equipo aguantó lo que permitió su físico.


En el segundo tiempo perdía fuelle Guti y el Real Madrid se ahogaba. Pendía del desequilibrio de Cristiano, cada minuto más desesperado por no encontrar premio a su buen partido. Lideró una contra a los 56 minutos, que Kaká culminó chutando fuera. Segundos de reacción en los que perdonó Granero tras pase de Ramos. La realidad era diferente. El dominio territorial era del Lyon.


Casillas volvió a intervenir a una falta de Pjanic y nada pudo hacer cuando el bosnio le fusiló, culminando una jugada de equipo a quince minutos del final. Enmudeció el Bernabéu. La maldición se ampliaba. De nada sirvieron los intentos a la desesperada de Cristiano. El cambio incomprensible de Pellegrini, Mahamadou Diarra por Arbeloa, alejado de ahora sí una remontada épica, los que perdonaron fueron Lisandro y Delgado, con dos contragolpes que les plantaron solos ante Casillas.


Manchester United FC 4 - 0 AC Milan


Repaso es la palabra que describe lo visto sobre el césped de Old Trafford. El desastroso planteamiento táctico de Leonardo durante los noventa minutos.



Antes del cuarto de hora, Rooney ya había marcado el primer gol del partido. Tras el descanso, sólo transcurrió un minuto y de nuevo Wayne batió a Abbiati tras una buena acción individual y una buena asistencia de Nani desde la banda izquierda.


Con el segundo jarro de agua fría, el conjunto italiano bajó los brazos definitivamente, lo que posibilitó que Park y Fletcher certificasen la goleada cuando aún faltaba media hora para el pitido final.


De ahí al final, lo único destacable fue la entrada al césped de Beckham al campo en el minuto 64 y la ovación recibida un minuto después por Rooney al ser retirado del terreno por Ferguson.


Otros resultados: Fiorentina 3-2 Bayern Múnich y Arsenal 5-0 Oporto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario