El fantasma de 1966 sobrevuela Bloenfontein

Alemania 4-1 Inglaterra


Para el que todavía no se enteró, Alemania eliminó a Inglaterra con un contundente 4-1 en Bloenfontein. Cuando estaban 2-0 lo ingleses se despertaron marcando Upson el descuento. Y sesenta segundos más tarde, la gran polémica del partido, del Mundial. Lampard le pegó por arriba de Neuer desde el borde del área, la pelota pegó en el travesaño y entró pero el árbitro Larrionda dejó seguir la jugada sin dar el empate por bueno. Cualquier parecido con la jugada que definió la final de la Copa del Mundo 1966, es pura coincidencia.


Inglaterra asimiló bien el golpe. Puso contra las cuerdas al equipo de Low. Lampard, nuevamente, le apuntó al travesaño desde 30 metros. Había olor a empate. Pero un veloz contragolpe alemán a los 21 minutos desmoronó el castillo de ilusiones que estaba construyendo Inglaterra. Fulminante arranque de Schweinsteiger y asistencia para Müller para el 3-1. Y tres minutos más tarde, el golpe letal. Otra contra. Esta vez la armó Ozil por la izquierda y Müller la tocó debajo del arco.


Histórico triunfo alemán, que se mete entre los ocho mejores. En Inglaterra se hablará por siempre del gol que no le cobraron a Lampard. Y muy poco de la pobre actuación que ofreció su equipo a lo largo de la Copa del Mundo.


Y después dicen que no hay justicia en el fútbol.

1 comentario:

  1. Como siempre decimos en America: "Todos los equipos sorprenden, pero siempre Alemania juega la final"

    EXITO!

    ResponderEliminar