El león era un gatito

Japón 1-0 Camerún


Japón ha derrotado a Camerún por 1-0 en un partido que tiene serias opciones de coronarse como el peor del Mundial por lo presenciado -no sin cierto estupor- en el césped del Free State Stadium de Bloemfontein.


El único tanto del encuentro lo logró el delantero del CSKA Keisuke Honda a los 38 minutos al aprovechar un buen centro de Matsui y la indefinición de la zaga camerunesa. Su remate, inapelable, sumió a los hombres de Paul Le Guen en una depresión futbolística de la que no fueron capaces de salir.


La segunda parte siguió por los mismos derroteros, aunque Mbia pudo empatar el choque a cuatro minutos del final con un trallazo que repelió el larguero.


Nota de Tomás Campos para Marca.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario