Echemos la culpa los porteros

Italia 1-1 Paraguay


Italia salió a jugar con mucha claridad en ataque, sin pelotazos y con toque, algo que sorprendió a propios y a extraños porque no es algo a lo que estamos habituados a ver en la "azzurra". El equipo de Marcello Lippi dominó, pero no creó ocasiones claras. Un Montolivo, algo intermitente, aprobó como sustituto de Pirlo en el mediocentro.


Un fallo de marca de Cannavaro y De Rossi propició el tanto de Paraguay al filo del descanso. Hasta entonces, Italia había sido mejor. El empate llegó gracias a un fallo de Justo Villar a la salida de un córner (parece que lo del inglés, el mexicano y el argelino es contagioso).


Un asterisco sobre el colegiado: El árbitro mexicano no se animó a echar a Camoranesi, que tras merecer la primer amarilla por un planchazo, hizo méritos para ver la segunda en al menos dos ocasiones. Por su lado, un Pepe muy caliente fue una de los mejores del partido por su juego voluntarioso y por tener un tandem casi perfecto entre técnica y potencia


Ambas escuadras tienen poco tiempo para mejorar su juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario