El adiós a un grande (I)

José María Gutiérrez Hernández nació en Torrejón de Ardoz un 31 de octubre de 1976, Guti debutó en el Real Madrid, el único equipo donde ha jugado en Primera División, el 2 de diciembre de 1995, de la mano de Jorge Valdano, en el partido Real Madrid-Sevilla, que finalizó con el resultado de 4-1 favorable al equipo local.


Durante los primeros años, Guti fue un jugador de plantilla, y no dispuso de muchos minutos debido a que había otros jugadores que jugaban en su misma demarcación. Su situación cambió con la llegada al banquillo del primer equipo de Vicente del Bosque como entrenador blanco, en la temporada 1999/00, para suplir al destituido John Benjamin Toshack. Guti empezó a ser importante para del Bosque en parte gracias al trabajo de gimnasio que realizó el jugador, que le proporcionó una mayor corpulencia y musculatura más fuerte, favoreciendo sus cualidades técnicas y en consecuencia, su juego. El innegable salto de calidad del jugador tuvo como premio el aumento en los minutos de juego y en sus actuaciones como titular, además de su debut con la España el 5 de mayo de 1999 en un partido contra Croacia, que España ganó 3-1.


En la campaña siguiente, la temporada 2000/01, Guti se asentó en el primer equipo. Debido a una lesión de Fernando Morientes, Guti tuvo que ocupar la posición de delantero, anotando 14 goles que contribuyeron a la consecución de la liga número 28. En esta campaña tuvo un incidente tras un partido en El Madrigal en el que se encaró con unos aficionados tras ser increpado por éstos. Guti llamó "paletos" a los hinchas amarillos y les dedicó una peineta mientras se dirigía al autocar de su equipo. El Madrid impuso al "14" una multa disciplinaria de un millón de pesetas, y desde entonces es habitual que la afición de El Madrigal le increpe con el mismo epíteto.


Con la llegada de Bernd Schuster al banquillo, Guti se ha asentado como titular casi indiscutible en la posición de mediocentro ofensivo y pieza clave para el equipo. En la primera temporada del alemán como entrenador blanco, la temporada 2007/08, Guti se convirtió en el máximo asistente de la competición con 14 pases de gol. El 14 de septiembre de 2008, durante el partido que enfrentaba al Real Madrid con el Club Deportivo Numancia, Guti marcó el gol 5000 del Real Madrid en Liga. Es posible que la presencia del aleman en el equipo turco sea el motivo de la elección del jugador.


Cristiano Ronaldo dijo: “Cuando era joven soñaba con poder jugar al lado de un jugador como Guti. Yo le veía y tenía una calidad impresionante, y, cuando he jugado a su lado, me he dado cuenta de que su bota izquierda es única. Felizmente he conseguido realizar ese sueño (…) ha sido un privilegio jugar a su lado y le deseo que sea muy feliz a partir de ahora”.


Beşiktaş Jimnastik Kulübü será la nueva casa del 14.

1 comentario:

  1. guti eres el mejor en todo tanto en lo fúsbolista como en lo personal eres increiblemente único por eso por desgracia generas muchas envidias, que les den a todas esas personas, me encanteria conocerte en persona, y que vuelvas al madrid como entrenador, o director general o lo que a ti te guste te quiero guti besistos

    ResponderEliminar