¡ España Campeón del Mundo !

Holanda 0-1 España


Para los resultadistas, para los prácticos, para quienes juzgan a este fútbol de aburrido porque tiene muchos toques y es poco directo, para nosotros a quienes nos gusta el buen fútbol y disfrutamos además con este juego, para todo el mundo, España ganó el campeonato mundial con una demostración de entereza, convicción y el intento permanente de poner la pelota en el suelo y tocar. Tocar para salir y permitir una buena gestación, tocar para armar la jugada de gol. Y, por último, tocar para definir. Dirán que no pudo hacer el juego que habitualmente hilvana, pero es que Holanda se dedicó pura y exclusivamente a impedírselo y no es fácil brillar ante semejante oposición. Por otra parte, si los holandeses no podían recuperar la pelota no tenían problema alguno en interrumpir el juego con faltas. Algunas fueron violentísimas y contaron con la complicidad del árbitro Webb, como la tremenda patada en el pecho que le dio De Jong a Xabi Alonso.


Destacamos la convicción inquebrantable de España para intentar siempre a pesar de las dificultades que se le presentaron, para no resignarse nunca, para no equivocar el camino y apelar al recurso más fácil del pelotazo, para no entrar en el enredo de faltas que proponía Holanda y para terminar desarmando la fortaleza que le habían opuesto con una jugada de dos cracks.


Recibe Fabregas, quien ya había visto a Iniesta, y la toca a la derecha. Iniesta, retrocediendo a tiempo unos metros para no quedar fuera de juego, tuvo la increíble frialdad y la lucidez que ni los espectadores, a esa altura del partido, podíamos tener. Y después definió con total seguridad al segundo palo, donde no podía llegar el portero.


España, además, es un ejemplo de fútbol sin trampas, sin especulaciones, sin simulaciones. Un gran espejo donde mirarse. Vivamos la alegría de este fútbol, que como todo lo realmente bueno, es universal y que alguna vez, también, fue nuestro. Ángel Cappa escribió esta nota para el diario Olé argentino y sinceramente es la mejor explicación de los 120 minutos de fútbol que se vieron en el Holanda 0-1 España de la final de la Copa del Mundo Sudáfrica 2010.


Ante todo agradecer a todos los lectores porque nunca imaginé que llegaría a decir que diez mil personas han leído mi blog, pero es así, y sigo casi cada día escribiendo notas gracias a todos ustedes que hacen que la ilusión se mantenga intacta. En esta competición hemos disfrutado de grandes momentos y como pocas veces sucede en la vida, ganaron los buenos. Pero no los buenos, los mejores con diferencia. ¡ Enhorabuena España !


Del Bosque: "Todo se lo debemos a estos grandes jugadores".

No hay comentarios:

Publicar un comentario