El Barça se alza con la Copa del Rey de Basket

En una nueva entrega del blog, tenemos el orgullo de presentar un nuevo compañero que periodicamente nos dará su visión sobre el mundo del balonesto español e internacional, se trata de Josep Graell, entrenador del equipo femenino del club Joventut Les Corts. Agradeciendo su participación le damos paso al nuevo cronísta:

Ayer terminó el torneo más espectacular del baloncesto FIBA: La copa del Rey de la ACB. En pleno debate sobre el formato de la competición de baloncesto Europeo (en especial la ACB, seguramente la mejor liga tras la NBA) hemos visto un año más el baloncesto entendido como deporte de equipo por encima del espectáculo americano.


Un torneo donde lo equipos juegan 3 partidos en días consecutivos (cuartos, semis y final) donde llegan los mejores de la primera vuelta de la liga, no ha habido ninguna sorpresa, los favoritos han ganado todos los partidos. Contrariamente a lo que se puede pensar, el factor determinante no han sido las grandes figuras, sino la profundidad de los banquillos de los equipos con más presupuesto, Barcelona y Madrid.


Es un orgullo para este deporte que la importancia de los banquillos sea tan determinante!! Lo que demuestra que el juego colectivo en baloncesto es totalmente determinante. Siempre queda la duda sobre que pasaría si algún equipo NBA adquiriera el concepto colectivo europeo...


El gran clásico en la Final: Barça 68 –Madrid 60, 30 puntos de banquillo para el ganador 18 del perdedor. Además que de los jugadores azulgrana solo J. C. Navarro acumulaba más de 20 min. por partido en esta copa, curiosamente jugó muy por debajo de lo esperado. ¿Casualidad?.


No si tenemos en cuenta que esto mismo ocurrió en todos los demás partidos de la copa a excepción de la semifinal entre Barça y Caja Laboral.


Y aún lo digo más seguro si tenemos en cuenta la enorme exigencia física de un deporte donde los tiempos de reacción son extremadamente cortos. Mesina concluyó que tras llegar igualados a la media parte, el cansancio mental de sus jugadores había bajado el nivel del equipo durante unos minutos y el Barcelona fulminó el partido. No mencionó que el Barcelona pudo mantener el nivel durante los 40 minutos gracias a que no se notaban las rotaciones continuas rotaciones. Esto es un equipo.


Este año no se pudo disfrutar de ningún equipo modesto que llega a su cumbre ganando el torneo de KO. Pero si se vivió, como cada año, el baloncesto más puro e intenso, el baloncesto en el que se juegan todas las posesiones como si fueran la última. Con velocidad, precisión, cabeza y corazón, donde todo el mundo busca la mejor opción para el equipo más que para uno mismo. Ni me imagino el día en que los mejores jugadores del mundo descubran esto, entonces si dirán: I love this game!

1 comentario:

  1. Interesante análisis que hace el señor Graell. Los 30 puntos de banquillo del Barça lo dicen todo. Aunqué clasificar a sus jugadores con los calificativos "titular" o "de la segunda unidad" no es nada fácil! A excepción de Navarro claro... Espero poder ver nuevos análisis las próximas semanas!

    ResponderEliminar