El "Man of the Match" volvió a ser Mourinho

Real Madrid CF 0-2 FC Barcelona


Cada vez es más divertida la conferencia de prensa que los partidos entre Barça y Madrid, en este caso Mourinho se metió con UNICEF y con Villar (Presidente de la Real Federación Española de Fútbol) como factores para que el FC Barcelona tenga un poder sobre los árbitros. Luego alegó que todos los árbitros que le dirigieron, le perjudicaron y así se recreó frente a un grupo de periodistas que se quedaron atónitos. En fin, Guardiola dijo que respondería en el campo y el conjunto azulgrana tiene ya un pie en Wembley. A partir de aquí, el resumen del partido.


El delantero argentino Lionel Messi fue la figura descollante del compromiso, marcando los dos goles para su equipo, primeramente a los 76' y luego, en una gran jugada, donde eludió a tres rivales anotó a los 86'.


El Real Madrid mostró un juego parco, con poca sorpresa y con más agresividad que creatividad. El central portugués Pepe fue expulsado a los 61' y el DT José Mourinho a los 65'. Tengamos en cuenta que el Barça, que tuvo más de un 70% de la posesión de balón y se limitó a buscar tranquilamente los huecos en la muralla blanca, que, como ya ocurriera en los dos últimos “clásicos”, buscó el contraataque rápido y los balones largos en busca de Cristiano Ronaldo.


El meta suplente del Barça abofeteó al defensa madridista Álvaro Arbeloa cuando se dirigía hacia el vestuario, iniciándose una discusión entre miembros de ambos equipos en la que tuvieron que intervenir algunos agentes de policía para separarlos. A la vuelta del descanso, el técnico blanco José Mourinho dio entrada al togolés Emmanuel Adebayor por el alemán Mesut Özil, uniéndolo adelante a Cristiano Ronaldo, al tiempo que el Real Madrid adelantó sus líneas y empezó a presionar más arriba hasta que llegaron las expulsiones de Pepe y Mourinho, que marcaron el resto del encuentro.


Pepe entró con los tacos por delante sobre Daniel Alvés en una acción sancionada con roja directa por el árbitro del encuentro, por lo que el Real Madrid no podrá contar con él para el partido de vuelta, como tampoco podrá tener a Sergio Ramos, por acumulación de tarjetas tras la amarilla que vio en el '53, ni con Mourinho en el banco.


El técnico del Madrid fue expulsado por protestar tras mostrar su desacuerdo con la expulsión de Pepe, una pieza central del técnico portugués en su esquema para contrarrestar a los azulgrana. Con un hombre menos, el Real Madrid, que durante el primer cuarto de hora de la segunda parte parecía mostrarse más incisivo, dio un paso atrás, mientras el Barcelona vio su oportunidad de asestar su golpe.


El Real Madrid, que llegaba a su primera semifinal de la Champions desde 2003, tendrá que trabajar mucho para levantar este 2-0 en contra en la vuelta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario