Diplomático explica cómo se erradicó a los Hooligans

Ross Matthews, Jefe de la sección Política y asuntos Públicos de la embajada Británica en Buenos Aires, fue entravistado a Florencia Bonnin y aprovechamos la ocasión para saber más sobre la erradicación de los Hooligans de los estadios ingleses.


Matthews, un hombre informado y correcto en sus respuestas como cualquier diplomático con el sello inglés, afirmó que el trabajo de erradicación de la violencia no ha sido fácil y que ha llevado sus años.

“Hace muchos años, hace como 30 a 25 años atrás la violencia vinculada con el fútbol fue un problema importante para nosotros, creo que para solucionarlo o mejorarlo lo importante fue un cambio en la regulación de las canchas desde el punto de vista de como manejar a las hinchadas diferentes, la educación y también la distribución de sillas en todos los estadios”, declaró sobre el tema en cuestión.


Respecto al mismo punto, Matthews indicó que las cámaras de alta definición fueron puntales a la hora de identificar a los revoltosos, con lo cual se facilitó el trabajo de los agentes de seguriad.

“El uso de las cámaras de monitoreo en las canchas es fundamental, cerca de las canchas también, para analizar e identificar quienes son las personas más difíciles y luego de identificarlas, la Policía se asegura de que esa persona no ingrese a las canchas por 5 años, existe una prohibición para esas personas, incluso puede ser de por vida”, detalló.


Un punto fundamental destacado por Matthews es el trabajo de control real, para que los aficionados violentos no ingresen a los campos de fútbol.

Cuando consultamos si existe una ley o marco legal que regule los hechos violentos en los campo de juego, Matthews simplemente respondió que no y destacó que solo el acuerdo entre clubes y la Policía, con la leyes vigentes sirve para controlar a los violentos.


“Depende de la autoridad, la Policía puede decir: vamos a quedarnos con tu pasaporte y no puedes viajar a otros países. Creo que si hay un acuerdo entre los clubes y la Policía, ellos pueden prohibir la presencia de los hinchas en los estadios, no hay una ley exactamente, ellos trabajan juntos, no es posible solucionar esto si no se trabaja juntos”, indicó.

Respecto a cuánto tiempo llevó a Inglaterra este trabajo, para hoy poder ver los compromisos de la Premier League sin vallas protectoras, Matthews fue sincero: “Llevó años seguro, pero con tiempo cambia la cultura y si es una cuestión de comunicación, la colaboración es lo más importante en todo eso, sin dudas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario