Super Mario Euro Party

Italia se sacó de un plumazo en media hora a Alemania tras derrotarle en el estadio Nacional de Varsovia por 1-2 y convertirse en el rival de España en la final de la Eurocopa del domingo. Balotelli marcó dos goles en la primera parte aprovechando dos graves errores de Hummels, así han dictado sentencia y confirmado la solidez de la renovadora apuesta ofensiva de Cesare Prandelli. El madridista Mesut Ozil ha maquillado la derrota al transformar un penalti en el descuento.


El técnico italiano apostó por el 4-4-2 pero, a diferencia de otros partidos, ha contado por fin con los tres centrales de la Juventus, Barzagli Bonucci y Chiellini, éste en la banda izquierda, por lo que Balzaretti ha cambiado su banda para desenvolverse por la derecha y ha dejado clara su vocación ofensiva alineando a Montolivo de enlace con la delantero en lugar de Motta, más defensivo. Mientras, Joachim Löw ha mantenido la confianza con su once preferido con la inclusión de Kroos como interior derecho.


Alemania ha empezado el partido arrollando y encerrrando en su parcela a Italia. En el primer cuarto de hora Buffon ha tenido tres sobresaltos. En el minuto 5, a la salida de un córner, Hummels remató con el pie derecho y Pirlo, bajo palos, evitó el gol. El balón pudo darle en el brazo al 'azzurro' pero las imágenes no aclaran el lance. Poco después un mal rechace de Buffon tropezó en Barzagli y milagrosamente la pelota se fue a córner salió rozando el poste. El meta italiano sí ha estado acertado en la siguiente jugada al desviar un obús de Kroos. Pero a partir de ese momento ha aparecido Italia, que a base de tocar el balón se ha sacudido el asedio alemán hasta convertirse en dueño y señor del partido.


Dos disparos desde fuera del área de Montolivo y Cassano han sido el preludio del primer gol. Un pase en profundidad del lateral Chiellini por la izquierda lo ha aprovechado Cassano para robarle la cartera por primera vez en el partido al central Hummels, hasta hoy una de las revelaciones de la Eurocopa, y poner un centro en el área, donde Balotelli ha cabeceado a la red. Badstuber tampoco ha estado acertado al superarle el balón y permitir el remate del delantero del Manchester City. Era el minuto 20. Alemania no ha reaccionado. Con Lahm, Schweinsteiger y Ozil bloqueados, sólo Khedira ha intentado profundizar entre la defensa italiana. Un trallazo del madridista, mucho más ofensivo que en el Real Madrid, lo despejó a córner Buffon. Rebasada la media hora, ha llegado el 0-2 en otro error garrafal de Hummels, superado por un desplzamiento largo de Montolivo. Balotelli se ha escapado y, en lugar de esperar la salida de Neuer, le ha batido con un obús por la escuadra. Un golazo.


En descanso, viendo que su selección no ofrecía su rendimiento habitual, Löw ha buscado un revulsivo con un doble cambio: Klose por un desapercibido Mario Gómez y Reus por Podolski. Alemania ha salido dispuesta recortar distancias pero, al mantenerse Italia firme atrás, su recurso han sido los disparos. Reus y Lahm lo han intentado sin suerte, mientras Reus ha enviado al lanzamiento de una falta al larguero tras meter una mano Buffon. Por contra, Italia, triangulando cuando recuperaba el balón ante una Alemania cada vez más presa de su impotencia, ha estado más cerca del tercer gol en dos llegadas a la contra de Marchisio, que en ambas ocasiones ha malogrado con sendos disparos ligeramente desviados. En cambio, la más clara la ha tenido Di Natale quien, tras escaparse solo, se ha entretenido y disparado fuera.


Al final unas manos inocentes de Balzaretti han permitido a Ozil salvar el honor al transformar un penalti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario