Corrupción manifiesta y estafa en el fútbol argentino

Descarado, recuerdo un amigo que decía que no le molestaba más que lo estafaran sino que lo hicieran de manera alevosa. Hace sólo unos días, la dirigencia de River Plate ha demostrado que delante de todo el mundo se puede cometer un delito y quedarse libres de cualquier cargo. Es el caso del fichaje de Jonathan Bottinelli, quien supuestamente llegó libre de San Lorenzo.


Días después se revisan las cuentas del club y resulta ser que Daniel Passarella (presidente de la entidad) tuvo que desembolsar por el 60% del pase más de un millón de dólares. Debido a que el jugador había sido inscripto en Unión San Felipe de Chile. Pero la cosa no se queda ahí, si éste juega más de un 25% de partidos del Torneo Inicial (cuatro encuentros), la dirigencia debe pagar 550.000 U$S, lo que llevaría el costo final del jugador a un millon y medio de dolares. Tengamos en cuenta también que el jugador tiene 28 años y su nivel no fue tan bueno en la última temporada.


En este último mercado de pases sucedió algo similar pero los equipos “dueños” de los jugadores transferidos están de este lado del Océano Atlántico. La alarma se encendió cuando la llegada de Facundo Roncaglia, procedente de Boca, fue publicada en el sitio web de Fiorentina, porque no se hacía mención alguna del club argentino y sí de Fénix de Uruguay como equipo de procedencia del defensor. Llamativo, pero como Roncaglia quedó libre el 30 de junio y su transferencia debía hacerse de un club a otro, Claudio Curti, su representante, lo inscribió en Fénix para que luego pudiera fichar por el equipo italiano.


¿Por qué ocurre esto? La conclusión final indica que es lavado de dinero, conseguido mediante negocios turbios que de ser descubiertos desencadenarían una sucesión de juicios por incalculables evasiones al Fisco. Lo que acontece en el ámbito futbolístico, es que los famosos grupos empresarios de los que tanto se habla hoy en día, conformados por esos capitalistas ansiosos por contribuir con el deporte, inscriben a los jugadores en ciertos clubes como Locarno (segunda división de Suiza), Unión San Felipe (Chile) o Fénix (Uruguay). Esto se debe a que la normativa de la FIFA indica que la transferencia de un futbolista tiene que efectuarse entre dos entidades y no puede haber personas físicas dueñas de los pases, algo que se tornó normal, sobre todo en el fútbol argentino.


Hay infinitos ejemplos sobre este tipo de negociaciones enmascaradas en las que los hinchas creen que ingresó muchísimo dinero al club, pero lo cierto es que la mayoría de las divisas vuelan sin escalas a paraísos fiscales donde dirigentes y representantes tienen sus cuentas. Por citar un ejemplo puntual, lo relatado ocurrió en River Plate cuando el presidente era José María Aguilar y el plantel contaba con jugadores como Gonzalo Higuaín, Fernando Belluschi y Augusto Fernández. El 50% del pase de Higuaín, el 40% de Belluschi y el 30% de Fernández, fueron vendidos al Locarno por 13 millones de dólares en 2007. ¿El equipo suizo buscaba el ascenso? Para nada, todo fue un negociado de Aguilar, ya que a los seis meses, el Real Madrid compró a Higuaín en 7 millones de dólares, de los cuales sólo ingresó la mitad. La otra parte fue repartida entre Aguilar y la dirigencia del conjunto suizo, que por suepuesto nunca había pagado esos 13 millones por los porcentajes mencionados. También estuvieron involucrados algunos jugadores de Racing con la mafia del Locarno, como Claudio López y Gustavo Cabral, pero como sus ventas no fueron millonarias, esta situación no causó tanto revuelo.


Cerramos entonces comentandoles que hay una muy buena nota de Juan Pablo Varsky en la que expone mucho de lo hablado aquí y en goal.com en estos días sobre esto: http://www.lanacion.com.ar/932164-el-misterioso-fc-locarno-el-elegido-de-los-argentinos

1 comentario:

  1. EN REFERENCIA A SU CONCLUSION...
    "La conclusión final indica que es lavado de dinero, conseguido mediante negocios turbios que de ser descubiertos desencadenarían una sucesión de juicios por incalculables evasiones al Fisco."

    LE COMENTO DESDE EL PUNTO EXTRICTAMENTE LEGAL, ESTA ACTIVIDAD NO ES ILEGAL, TAMPOCO ES LAVADO DE DINERO, Y TAMPOCO ES EVASION FISCAL.

    POR UN TEMA EXTRICTAMENTE ECONOMICO E IMPOSITIVO, SUMANDOLE EL CEPO A LA DIVISAS QUE SE REALIZA EN ARGENTINA. CONVIENE REALIZAR ESTOS TIPOS DE ACUERDOS CON CLUBES EN EL EXTERIOR. DONDE UNO PUEDE DISPONER DEL DINERO A SU ANTOJO Y LA CARGA IMPOSITIVA ES LA MITAD.

    DESPUES QUE SU PRESIDENTE LADRONSUELO SE LLEVE UN VUELTO CON LA COMPRA DE ESE FANTOCHE ESE ES OTRO TEMA.

    SALUDOS

    DR. JOSE ANDRES

    ResponderEliminar