La final de la vergüenza

Copa Bridgestone Sudamericana -Final-
São Paulo Futebol Clube 2 - 0 Club Atlético Tigre
"La otra mitad de la gloria"

Para tener una idea de como llegó Tigre a esta final podemos comentar que en cuartos eliminó a Cerro Porteño y en semifinal a el Millonarios de Bogotá. Por su parte el São Paulo FC llegó derrotando a la Universidad Católica. La ida de la final, y dado que el estadio de Tigre no cuenta con la capacidad mínima para disputarse una final, se jugó en el estadio de Boca con un resultado de 0-0.


Lamentablemente lo que se planteaba como la gran fiesta del fútbol se convirtió en una pesadilla en la noche del Morumbí. Los brasileños ganaban en el entretiempo por un parcial de dos tantos contra cero cuando el conjunto argentino optó por su seguridad a no salir a disputar lo que quedaba de partido dando por ganador al São Paulo FC.


¿Pero qué es lo que pasó?. Según palabras textuales de su entrenador Nestor "Pipo" Gorosito: "Esta es la consecuencia de todo lo que han venido haciendo".  Inicialmente les llevaron a entrenar a dos horas del hotel de concentración, el autobús que tenía que llevarlos al campo se tomó más de una hora en llevarlos al estadio, no les dejaron entrar en la cancha para hacer el calentamiento, en un momento personal de seguridad sacó un revolver para intimidar a los jugadores, finalmente fueron retirados por la policia. Jugadores como Escobar, Albil, Botta, Orban y Galmarini fueron golpeados.


Ole.com.ar rescató los siguientes comentarios de jugadores del CA Tigre:

Lucas Orban: "No nos dejaron entrar al vestuario, nos empujaron los seguridad.  Nos pegaron con palos, con bancos, sacaron un revólver... Después vino la policia y también nos pegó".

Galmarini:  "Un mamarracho, nos pegaron, estaba todo armado. Te sacan un fierro, cagones, nos amenazaron con revólveres.  No nos dejaron hacer la entrada en calor, nos trataron mal desde que llegamos a Brasil".


Albil: "Sacó el arma y empezó a los culatazos. Es inentendible de un equipo como San Pablo. Cuando llegué estaban los chicos peleando, eran como 20, todos con chombas del San Pablo. Estaban esperando dentro del vestuario con látigos. Gente entrenada".

Esperamos que la FIFA tome nota y sancione ejemplarmente a los responsables de estos hechos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario