Cisnes dorados

En un estadio de Wembley abarrotado (82597 espectadores) Bradford, con un juego ofensivo, se plantó frente a un Swansea paciente y contragolpista. Al principio parecía que los cisnes podían pasarlo mal pero un Nathan Dyer estelar se ocupó de que esto no fuera así.


El mismo Dyer marcó a los 16 minutos y empezó a inclinar el resultado, el Bradford trató de seguir fiel a su estilo pero Michu en el minuto 40 estableció el 2-0. Fue Dyer quien puso el tercero, y, en el minuto 56, el árbitro Kevin Friend echó a al portero de Bradford (Matt Duke) y Wells tuvo que ser reemplazado para que Jon McLaughlin intentara parar el penalti en el que Jonathan De Guzmán marcaría el 4-0.


Llovían los aplausos cuando Dyer dejó el campo en el minuto 77 (que en el momento de tirar el penati no había manera de que entendiera que lo tenía que tirar el canadiense). En la última jugada De Guzmán establecía el 5-0 final y hacía que el Swansea City de Laudrup se clasificara para la UEFA Europa League.


Este título, primero de gran categoría para el club también fue el primer campeonato para un equipo gales en esta copa ya que el Cardiff City había logrado la hazaña pero en la FA Cup.

No hay comentarios:

Publicar un comentario