Juego de Cromos (entrenadores)

En este caso veremos el caso de los entrenadores que parece que quieren sacarle el protagonismo a los jugadores con tanto baile de banquillos. El "juego de las sillas" no ha hecho más que empezar:
La vuelta de Maradona a Napoli parece más una ilusión que una realidad viendo el presente del conjunto italiano. Sin duda la posible presencia del astro mundial acapara los sueños de cualquiera, pero demostrada la experiencia que tuvo la Argentina del "Diego" en el último mundial, sería preferible que no tocara una máquina que funciona bien.


Carlo Ancelotti, el hombre que quiere el Real Madrid, acaba de dejar el PSG saludando hasta al portero de la puerta. Posiblemente le venga bien al club blanco debido a que la "gran limpieza" la ha hecho Mourinho, pero claro, ahora hay un clan de portugueses, otro de españoles y hay que volver a pulir asperezas para que la cosa vuelva a carburar después de pasar un año sin títulos.


Rafa Benítez viene de ganar la Europa League con el Chelsea y está constantemente acusado de ser un entrenador defensivo. Aún así Mourinho va a ser su sucesor y su futuro está en el aire.


Jupp Heynckes dijo que se retiraría después de la final de la Champions League pero el interés del Real Madrid le ha invitado a pensárselo bien.


Roberto Mancini deja al City tras una temporada en blanco, perdió la final de copa con el descendido Wigan y a pesar de tener un auténtico equipazo, no logró convencer a los nuevos dueños de la entidad de Manchester.


José Mourinho fue criticado con dureza y las estadísticas dicen que en 3 años fue el peor técnico del Real Madrid. Todos se olvidan que el portugués fue el único entrenador que enseñó el camino para frenar al todopoderoso Barcelona.


El caso de Manuel Pellegrini parece el más claro de todos, dejará el Málaga la próxima semana y se irá al Manchester City. Su experiencia le lleva a dirigir a uno de los clubes con más presupuesto de la historia.

Ernesto Valverde ha pasado por casi todos los equipos de la Liga. Su futuro en el Valencia parece del gusto de los jugadores pero eso es una garantía de futuro. Pellegrino dejó las mismas buenas vibraciones y no se comió los turrones, desde los tiempos de Koeman, el verdadero mandamás del conjunto ché es, ni mas ni menos que: David Albelda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario