Marcelo Bielsa, un auténtico loco por el fútbol

No tiene un gran palmarés, pero donde va, deja huella. Marcelo Bielsa es un entrenador al estilo inglés. Bueno, en realidad no... italiano tampoco y argentino mucho menos. El "loco" es un tipo que se mete a un club y lo intenta arreglar todo.


La última temporada del rosarino en el Athletic fue dura. Dado que la marcha de Javi Martínez (el Bayern de Múnich pagó la cláusula) y a la decisión de no renovar de Fernando Llorente, dejó al equipo en un nivel competitivo muy bajo. Un jugador de 40 millones y otro de 30 se iban del club. ¿Cuál fue el resultado?: Cayeron en la Europa League en la fase de grupos, en la Copa del Rey en dieciseisavos y en la Liga estaba más cerca de las últimas posiciones que de las primeras.


El 7 de junio la cúpula del Bilbao decidió prescindir del ya ex-entrenador de Newell's Old Boys, Atlas, Club América, Vélez Sarsfield, RCD Español y Athletic Club. Tanta es la pasión que hizo recuperar a los hinchas, a los bilbaínos y a los vascos en general que el destino hizo que fuera el último entrenador en dirigir en San Mamés.


Esta semana se rumoreó la posible llegada del omnipresente técnico al Santos de Brasil pero se comenta que el equipo “desistió de la contratación del entrenador argentino, pues aun cuando estaban acordados el salario y las condiciones contractuales, las partes no lograron un acuerdo en cuanto al proyecto de trabajo”.


Según otras versiones de la prensa local, tras el fracaso con Bielsa, el Santos pudiera intentar contratar al argentino Gerardo Martino, quien dirige en su país al Newell's Old Boys, que está a un paso de ganar la liga nacional. El Newell's Old Boys también debe disputar las semifinales de la Copa Libertadores, todo lo cual pudiera ser un obstáculo para el Santos en su supuesta intención de contar con Martino para sustituir al entrenador Muricy Ramalho, quien dejó el club hace dos semanas.


Ramalho fue despedido después de dos años en el Santos, con el que ganó la Copa Libertadores de 2011, la Recopa Sudamericana de 2012 y dos títulos regionales de Sao Paulo. Su salida siguió a la transferencia de Neymar al FC Barcelona y el Santos la explicó como el inicio de “un proceso de reforma”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario