"Yo soy el único que lo puede retar a Bielsa"

Lo aseguró Jorge Griffa, formador de jugadores estrellas y padre futbolístico del ex-DT del Athletic de Bilbao. En diálogo con Infobae.com, el encargado de las juveniles de Boca contó, además, cómo contribuyó al cambio de mentalidad del jugador argentino.
 

Jorge Valdano, Américo Rubén Gallego, Ricardo Giusti, Gabriel Batistuta, Fabián Basualdo, Roberto Sensini, Fernando Gamboa, Mauricio Pochettino, Gerardo Martino, Maxi Rodríguez, Juan Simón, Julio Zamora, Aldo Duscher, Walter Samuel, Abel Balbo, Gabriel Heinze, Damián Manso, Pablo Guiñazú, Nicolás Burdisso, Sebastián Battaglia, Fernando Gago, Carlos Tevez.


La lista está adelgazada y ni siquiera tiene fin. La nómina, una mezcla de ex jugadores –algunos campeones del mundo-, actuales entrenadores y futbolistas en plena vigencia, tiene un denominador común: Jorge Griffa, "El Maestro" que los promovió a todos a Primera División, ya sea en Newell's Old Boys o en Boca Juniors, las vidrieras donde expuso sus mejores joyas en 39 años de trabajo.


39 años en divisiones inferiores es, justamente, el nombre de un libro escrito de su puño y letra, literalmente, porque se trata de algo así como un manual de sabiduría para futuros entrenadores. "Programa de Enseñanza y Perfeccionamiento en el Fútbol Juvenil", reseña Ediciones Continente, el sello editorial de esta obra de 317 páginas.


¿Qué le sucede cuando escucha que el fútbol de antes mejor?
Digo que es distinto. Hay comparaciones lógicas porque todos quieren crecer, ser los mejores. Pero ojo que al Barcelona, para llegar hasta acá, le costó 50 o 60 años. No nos olvidemos que Holanda en un momento marcó una línea espectacular, pero después desapareció y no la repitió más. La idiosincrasia de cada país marca la tendencia a interpretar el fútbol de una determinada manera. Y yo no creo que antes haya sido mejor o peor. En el libro le dedico un apartado a este tema.

Hacia allá vamos, pues, para entender mejor:
  • Antes se jugaba por el sólo hecho de jugar. Ahora se busca ser profesional.
  • Antes la idea era que el equipo se adaptase a un determinado jugador con capacidad superior. Ahora un jugador, por más condiciones que tenga, se debe adaptar al equipo.
  • Antes se esperaba el error del jugador contrario para recuperar el balón. Ahora se provoca el error del jugador contrario a base de presión sobre él.
  • Antes el líder de un equipo era el más ventajero y oportunista. Ahora se reconoce líder en el plantel al más equilibrado y pensante.
    Antes se debía tener un trabajo extra además de jugar al fútbol. Ahora el fútbol puede ofrecer muchas cosas, pero exige plena dedicación.
Por Pedro Fermanelli para playfutbol.infobae.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario