El Usain Bolt del Dortmund

Hijo del scout del AC Milan "Yaya" Aubameyang, Pierre-Emerick optó por seguir los pasos de su padre y se hizo internacional con Gabón en 2009. Pero viendo la historia de sus hermanos, que si bien estaban metidos en el mundo del fútbol siempre jugaron en equipos pequeños, daba toda la pinta que su destino sería el mismo.


Inició su carrera en 2006 en el Milan por ser (sin ofender) un "acomodado" de su padre y su primera cesión fue al Dijón francés en el que marcó 8 goles en 34 partidos (08/09), fue entonces cuando el Lille pidió su cesión y marcó dos goles en 14 encuentros (09/10), en ese momento decidió dejar las categorías inferiores francesas para hacerse internacional absoluto con Gabón. Siguiendo con la política del Milan de cederle fue entonces cuando el Mónaco también le pidió en la 10/11 y allí también marcó dos goles pero en 19 partidos.


Viendo que no terminaba de ser el crack que podrían ser Niang o El Shaarawy, los rojinegros lo vendieron al Saint Etienne por 1.8 millones (a pesar de estar valorado en 4) y fue allí donde comenzó a explotar su carrera de manera contundente. En las dos temporadas que jugó para "los verdes", Aubameyang marcó 37 goles en 87 partidos y destacaba claramente por su velocidad y omnipresencia en el ataque ayudando a ganar la Copa de la Liga de Francia 2012/2013.


Y es así como decide entonces el Dortmund apostar fuerte por él poniendo cerca de 15.000.000 € para tenerlo como referencia en el ataque junto a Robert Lewandowski, tengamos en cuenta que puede cubrir cualquier puesto ofensivo (delantero centro, extremo por ambas bandas o segundo delantero). De momento en su palmarés con el Borussia ya tiene la Supercopa Alemana 2013.


El gabonés marcó un "hat-trick" en su estrenoy está considerado el futbolista más rápido del planeta, como en su momento fue Obafemi Martins (hoy en el Seattle Sounders FC de los Estados Unidos).

Tiene 24 años, 1,85 mts de estatura pero su diferencia es que hace 30 metros en 3,7 segundos !

No hay comentarios:

Publicar un comentario