Dos vidas en un instante

En 1998 se estrenaba una película llamada en España: "Dos vidas en un instante" (Sliding Doors) que fue escrita y dirigida por Peter Howitt y protagonizada por Gwyneth Paltrow y John Hannah. ¿Y qué tiene que ver una peli para chicas con el fútbol? La trama comenzaba con Paltrow corriendo para llegar al tren, éste cerraba la puerta en sus narices, pero al mismo tiempo el director inicia el paralelismo hipotético que hubiera generado que ella sí lo hubiera alcanzado.


Algo así ha pasado en el fútbol español e inglés de los últimos días. En la Premier League hemos visto al Liverpool que tras once jornadas seguidas ganando, pero haciéndolo ante rivales de peso como el Arsenal, los dos "Manchesters" y el Tottenham, se encontró al molesto Chelsea de Mourinho con el que perdió 0-2.


Como consecuencia y víctima de esta sensación desmoralizadora inexplicable y tras ir ganando 0-3 contra el Crystal Palace, Damien Delaney en el '79 y Dwight Gayle en el '81 y en el '88 le empatan el partido y dejan todo el trabajo que había supuesto esa heroica escalada de posiciones en la Premier como una simple anécdota. La imagen de Luis Suarez derrumbado, llorando y la intención de Gerrard y Glen Johnson de consolarlo durará muchos años en la retina de los habituales de Anfield. Por momentos este Liverpool recuerda a ese Newcastle de la década pasada...


En la última jornada podría darse un milagro que le diera el título a los "reds" y sólo sería posible si el Manchester City perdiera ante el West Ham y Liverpool ganase frente al Newcastle, pero las probabilidades son realmente ínfimas. Así que estaríamos hablando de un Manuel Pellegrini campeón de la Premier League en su primera temporada en el fútbol inglés y al frente de los "citizens".


¿Y qué pasó en la Liga BBVA? Que Barcelona, Real Madrid y Atlético venían en cabeza de la liga pero en la jornada 33 empezaron los líos. El Barça cae en Granada y los medios hacen eco de que ya no tiene opciones en la competición, pero no es hasta la jornada 36 en la que se produce el gran desbarajuste. Atlético de Madrid pierde con el Levante, Real Madrid empata ante el Valencia y el Barça iguala un encuentro que tenía ganado ante el Getafe en la última jugada.


Y como no era suficiente lío, el conjunto de Carlo Ancelotti juega el partido aplazado de la jornada 34 por haber disputado la final de Copa del Rey ante los "culés", y empata sobre el final por 1-1 ante un Valladolid que se jugaba, en parte, su permanencia en la primera división. Acompañando a esta situación agregar la posible baja de Di María, Pepe y Cristiano por lo que queda de temporada. Un verdadero desastre.


¿Cómo queda la cosa? Fácil, jornada 37. Atlético de Madrid 88 puntos, FC Barcelona 85 y Real Madrid 84, seis puntos en juego y el milagro sigue siendo posible para el Madrid. Necesita ganar sus dos encuentros, que los "colchoneros" pierdan el domingo y empaten con los catalanes (viendo los últimos partidos no se puede descartar). Para Barcelona bastaría con ganar los dos partidos para hacerse con el título, pero para el Atlético ganando en casa al Málaga llegaría al Camp Nou con opciones de ser campeón empatando un partido que promete ser el más emocionante de los últimos años en la Liga BBVA.

Ahora mismo las casas de apuestas deben estar completamente desorientadas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario