La rocambolesca historia de Adrian Mutu

Vamos a hablar un rumano nacido el 08/01/1979 en Călineşti llamado Adrian Mutu, y como siempre que contamos una historia sobre alguien del mundo futbolero, vamos a hacer un pequeño repaso para que entremos en conocimiento de quién fue este polémico personaje.


Con escasos 18 años fichó por el Dinamo de Bucarest tras haber sido formado en el FC Arges Pitesti (ganó una Liga y una Copa de Rumania). En ese momento el Inter de Milán le puso un ojo encima y, un año después se gastó 6,5 millones en su fichaje. En tan sólo una temporada resignó 2,5 millones para malvenderselo al Hellas Verona que hizo el gran negocio, dos años después y se lo encajó al AC Parma por diez "kilos".


Cuando parecía que los "gialloblu" veroneces eran los más listos de la clase, los "gialloblu" del Tardini se lo vendieron al Chelsea FC por 19 millones y ahí comenzó un nuevo capítulo en la vida del rumano, había tocado el techo de su carrera.


José Mourinho en septiembre de 2004 ordenó un control antidoping sorpresa y Mutu dio positivo de cocaína y fue despedido por deseo del entrenador portugués un mes después, cuando la FIFA hizo extensiva la sanción de siete meses que recibió de la FA, que además le multó con 25.000 euros.


En enero de 2005, la Juventus le ofreció un contrato de cinco años, entendiendo que se trataba de un futbolista en paro (aunque estuviera sancionado). Eso si, la Vecchia Signora tenía todas las plazas de jugadores extracomunitarios ocupadas y rápidamente Luciano Moggi utilizó al Livorno, que le fichó inicialmente para luego traspasarlo a la Juve.


En el conjunto "bianconeri" ganó dos Ligas italianas (2004-05 y 2005-06) que quedaron como no reconocidos, ya que la Juventus fue acusada de corrupción y amaño de partidos en esas 2 temporadas. Pero ahí no se acababa la mala suerte...


En mayo de 2006 el Chelsea trasladó una denuncia a la FIFA, incluyendo a Juventus y Livorno y en mayo de 2008 la FIFA ordenó al jugador el pago de 17,1 millones de euros en concepto de indemnización por incumplimiento de contrato, situación que podía dejarlo en la bancarrota, pero él hizo lo mejor que podía hacer: seguir jugando al fútbol y dos meses después se fue a la Fiorentina a ocupar la plaza que Luca Toni había dejado al irse al Bayern München. Como no podía ser de otra manera, en enero del 2010 volvió a dar positivo después de un partido de la copa de Italia y tuvo que cumplir una suspensión de 9 meses, que terminó en octubre de 2010.


En la temporada 2011/2012 se fue libre de la Fiore al Cesena, recibido como un héroe aunque finalmente el equipo descendió y tuvo que irse por la puerta de atras al Ajaccio francés.


"Briliantul" jugó su última temporada con el Petrolul Ploiesti de su país natal mientras medita descolgar las botas para irse a ganar sus últimos euros al fútbol índio.


Finalmente el TAS desestimó la resolución de la Cámara de Resolución de Disputas de la FIFA, que en su día condenó a la Juventus y al Livorno a hacerse cargo solidariamente de un pago que, con los intereses correspondientes, había aumentado hasta los 22 millones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario