El anfitrión se mete en la final de la Copa América

En unas semifinales completamente excepcionales en la historia de la competición (los cuatro entrenadores nacionales son argentinos), la selección chilena se mete en la final tras eliminar también con polémica a la selección de Perú.


El equipo dirigido por el "tigre" Gareca jugó con diez desde el minuto 20 del primer tiempo por la rigurosa expulsión de Carlos Zambrano.


Otra noche en la que los árbitros se hacen con el protagonismo del partido, en este caso por no expulsar a Arturo Vidal tras cabecear, en una discusión, a un jugador rival que decidió actuar como un hombre y no tirarse por el suelo simulando un dolor exagerado por dicha acción. Pero eso no es todo, como si esto fuera poco, el primer gol de Chile llega en fuera de juego.


"Teníamos la ilusión de llegar a la final. Jugar con uno menos fue complicado. Cambió el plan que teníamos. Era necesario rearmar la línea de cuatro. Nos costó. Es un aprendizaje. Le puede pasar a cualquiera" decía Ricardo Gareca al finalizar el encuentro.


Una vez acabado el partido, Paolo Guerrero comentó “Suele haber imprevistos y cosas curiosas, con esto que Chile juega de local hay que analizarlo mejor”, a lo que agregó: "No me cobraron un penal claro, un gol en offside si no me equivoco, muchos imprevistos..." lo que demuestra que Perú se va con la frente alta y la vergüenza ajena a flor de piel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario